lunes, 29 de diciembre de 2014

Libro Horóscopo Chino 2015, de Ludovica Squirru...

Hola a tod@s!
Hoy les traigo una recomendación...
Se trata del libro Horóscopo Chino 2015, de la conocida autora, Ludovica Squirru...
Aún no he tenido la oportunidad de leerlo, pero, en general, resulta ser una buena excusa para entretenernos en nuestras vacaciones...
Espero que este año esté a la altura de quien lo escribe, un personaje que fascina escuchar, por sus grandes historias y su léxico tan particular...
Sin más, les dejo esta entrevista realizada por La Capital, en la ciudad de Rosario, (Argentina), que sirve de improvisada presentación del libro...

-El año de la cabra de madera tiene un mensaje que nos invita a refundarnos, a reordenarnos”, aseguró Ludovica Squirru al presentar su libro Horóscopo Chino 2015, en Rosario…

Squirru confesó que para escribir el libro ingresó a un corral para sentir “la energía de la cabra” y dijo que el caprino es el animal que “representa la naturaleza"…

También señaló que el nuevo ciclo –que comienza el 19 de febrero venidero – no representa una ruptura con el año del caballo de madera porque "la cabra es su aliada"…

“Sí va a representar la posibilidad de poner en orden el caos del año anterior…

Y también mucha constelación familiar para arreglar asuntos pendientes”, aclaró…

“Creo que la política pasó de moda. Política puede hacer cualquier ser humano con buenas intenciones”, declaró Ludovica, sobre el futuro de su país (Argentina), en un año electoral…

“Creo en la comunidad de los hombres que se organizan, en torno a los problemas que hay en cada lugar, más que en una idea de partido…

Todos somos el país”, opinó, al tiempo que advirtió sobre “los que se cambian la camiseta a último momento"…

“Llevamos demasiado tiempo pagando carisma en lugar de gestión. Basta de carisma”, arengó y dijo que los políticos “tienen mucho ego”.

En su opinión, y como país, lo que está por venir no tiene desperdicio siempre y cuando se busque recuperar "el espíritu fundacional" de su Argentina…
Al respecto, contó que presidentes y gobernadores la convocan seguido, pero que nunca acudió. "No es lo mío, el oráculo no tiene partido político", contó y dijo que el actual gobierno no fue la excepción. "Es muy supersticiosa nuestra presidenta", dice Ludovica con la sonrisa que no pierde en ningún momento.

El 19 de febrero comienza el año de la cabra…

 ¿Nos espera un año de locos?

— Es una continuidad del año del caballo (2014), y tiene que ver con sacar afuera todo lo que queda pendiente como asignatura en la vida: sueños, utopías, romances, trabajos. La cabra te lleva por el sendero de la imaginación, vamos a estar más locos de lo que estamos; pero creativos, imaginativos, con propuestas nuevas, refundándonos como país. La crisis es tal que dentro de cada uno está la llave.

Es un año de mirar hacia adentro. Somos un país de mirar hacia afuera; pero ahora, como muy poca gente puede salir, llegará la mirada hacia adentro, y adentro hay mucha riqueza, naturaleza, caudal humano que ayuda al prójimo sin prensa, que no está alineada en lo político…

La cabra es una linda mecenas del espíritu… Maestros como Osho y Krishnamurti fueron cabras…

Además, para el 2015, nos traerá nuevos horizontes en un año electoral, ojala la gente participe y no sea pasiva… (Aclaró)

¿Con quién se llevará bien la cabra?

— Se lleva bien con todo el mundo, es un signo muy pacifista, humanitario, divertido, artista. Quizás se lleva mal con la gente muy estructurada como el búfalo, gallo, perro y a veces con el dragón…

La cabra tiene espíritu samaritano, pero hay que buscar la conciliación de los signos abriendo el espectro para convivir, seamos del signo que seamos. Las relaciones humanas siempre son experiencias y si uno choca siempre con la misma persona, hay que ver qué nos está dando de espejo.

¿Qué es lo específico de la cabra de madera?

— Es la energía del año. Es cooperativa de gente que está con ganas de buscar soluciones, como la madera que da calidez, une y ayuda, pero también habrá catástrofes ecológicas...

¿El caballo de 2014 nos deja alguna mochila pesada?

— El caballo no deja nada... Es como Atila, una vez que pasó un año del caballo, no queda nada superfluo, lo que queda es lo que tiene que quedar en la vida de un ser humano. El caballo vino a purificar y hacer un pase a otra dimensión, y tenemos tiempo hasta el 19 de febrero de hacer una respiración profunda para tomar conciencia de qué es lo que se nos está yendo, qué es lo viejo, que es lo que no queremos más, qué vino a llevarse el caballo...

¿Quién deberá estar atento este año?

— El búfalo, porque es el opuesto complementario de la cabra…

¿Por qué todos quieren saber qué les depara el destino, es atávico?

— Sí, es atávico. Es el ser humano frente a la vida, la muerte y lo que le va a pasar, es algo que está arraigado en el ADN, en el alma del ser humano en todas las culturas y religiones de la historia…

¿Está mal visto demostrar apego a las predicciones?

— No hay que tener prejuicios ni de un lado ni del otro...

Todo vale, no se puede convencer a nadie de algo que no tenga afinidad. En mi caso siento que, con treinta años de trayectoria y best seller, afuera se aprecia más. Por ahí en Argentina siempre hay una tendencia a subestimar, a no valorar a quienes tienen en su tierra y mucha envidia, te subestiman pero leen el libro y lo tragan igual…
Hay qué decirles qué hace esta autora (risas)…

¿Y qué hace como autora para que interese tanto?

— Estudió mucho, viajó mucho. Se mete mucho con los chinos, ha traído y difundido materiales inéditos y herméticos de la astrología china. Creo que esto, a la larga, la gente lo aprecia; y sobre todo en el buen sentido de la palabra no he vendido mi alma a nadie, no me dejé comprar por nadie…


Crean o no... siempre se tiene en cuenta...
Espero les guste...
Hasta la próxima!!