miércoles, 7 de enero de 2015

Vamos a ser ángeles...

Hola a tod@s!

He tenido la dicha de presenciar varios milagros...
Cada día que despierto, agradezco por el don divino que recibiré en esa jornada...
Mi rezo no es porque me ocurran cosas especiales... mi sueño es poder estar atenta a los numerosos "milagros" que se suceden a mi alrededor...
Porque creo que algunas veces pedimos ver ángeles y nos imaginamos esos seres alados, sin saber que los ángeles son personas reales, como tu y como yo, que en determinado momento nos comportamos de manera especial con alguien, quizás sea un desconocido, tal vez un amigo, pero suele pasarnos de pedir una respuesta a algo que nos aflige y llega ese ser que a veces ni conoces...
Aparece en cualquier momento... sólo te hablan en la cola de un Banco, o tal vez esperando el bus... esa persona, en esos cinco minutos, logra hacerte ver la solución que andabas buscando...
Eso para mí, es un milagro...
En nuestra rutina, a veces sucede que estamos tan absortos con nuestros horarios, que perdemos la capacidad de ver las cosas que suceden a nuestro alrededor...
Piensa un momento...
Si tienes la oportunidad de ayudar a un no-vidente a cruzar la calle... si atiendes con calma a esa anciana que siente su torpeza al dejar caer el dinero... si colaboras con tu compañero de trabajo, cuando vez que está bloqueado... son pequeñas actitudes que te hacen ser un grande...
No estoy hablando de santidad, sino que es la dualidad que tiene el ser humano, esa constante fuerza que hace que actuemos por momentos como ángeles, por momentos como demonios...
Cada día nos enfrentamos a la vida, y vemos a las personas luchando con todo lo que le tocó en suerte, en este reparto que es la vida.... y a veces sólo basta con regalarle una sonrisa, y descubres el milagro... su semblante cambia... renuevas sus ganas... impulsas a esa abatida alma a seguir adelante...
No es mucho, me dirás... un milagro es salvarle la vida a alguien...
Cierto...
Pero no todos somos médicos... ni todos somos héroes... pero si llamamos milagros a los sucesos inesperados pero sí deseados, éso es un milagro...
En nuestro interior debemos saber que se puede salvar a alguien sólo con hacerlo sentir útil... sino, para que existimos?
Para qué luchamos tanto, si no podemos ayudar al que está en una situación difícil...
Lo bueno de todo ello es que con hacerlo, no sólo salvamos su vida... también salvamos la nuestra, ya que se siente muy bien hacerlo y ser consciente de ello ...
Los invito a ser, aunque sea por un momento, ángeles... y también los invito a darse cuenta quiénes son sus ángeles... esos seres por lo que nuestra vida cobra motivos... Espero los encuentren y se llenen de amor...
Hasta la próxima!!