lunes, 24 de noviembre de 2014

Brasil

Hola a tod@s!
Hace poco menos de un mes hice un viaje relámpago a Brasil, concretamente a Florianópolis, y Camboriú...
Maravillosos paisajes, en un país donde conviven los extremos, tanto económicos como sociales...
siendo, tal vez eso, lo que lo hace mágico...

Bueno, les cuento que en Florianópolis nos alojamos en el hotel: Al Mare Palace, un lugar agradable, barato y con buena atención, ubicado a pocos metros del mar... Lo malo es el tamaño de las piscinas, ya que cuenta con pequeñas bañeras... (lo siento, eso no me gustó)
Allí hicimos el clásico paseo en el Barco Pirata, mucha música y diversión. Lo recomiendo!

En Camboriú, nos alojamos en el hotel Pires, sobre la Avenida Brasil, un lugar céntrico, agradable, con una excelente atención, a unas tres cuadras de la playa... Hermoso lugar...
Acá disfrutamos más, fuimos en los clásicos Bondhinos hasta la Playa Naranjeiras, nos subimos en  las Aero- sillas, los carritos que desciende por los morros, y también hay, para los más arriesgados, un arnés que te sujeta mientras te tiras por el morro... (éste ultimo no es apto para cardíacos), todo eso antes de la playa, donde se degusta ricas comidas, la tradicional caipirinha, y riquísimas frutas... Un lugar de ensueño...
En la noche, hay variedad de paseos, desde recorrer la rambla, boliches, restaurantes...
Nosotros fuimos a cenar al Cristo Luz, un hermoso lugar donde se aprecia toda la ciudad, se come muy bien, y luego hay baile con música en vivo... Excelente!
En síntesis, un recomendable paseo, si de despejar los días de stress se trata.
Para la gente que viaja sola, les recomiendo las excursiones... son económicas y es la mejor manera de conocer gente y pasarla muy bien!!